Una familia de cretinos #1

November 17, 2008 at 11:26 pm (Uncategorized) (, , , , , )

Siempre me llamó la atención el grito “Oi Oi Oi Oi” que aparece en el estribo del tema que Dee Dee compuso para los Ramones, “Cretin Family”. Me acuerdo que a los 15 años -a lo mejor menos- escuchaba esa especie de grito de guerra y pensaba: ¿qué signfica ese “Oi Oi Oi Oi”? ¿es una suma de palabras sin significado? ¿una arenga, digamos, al estilo de “hey ho, let´s go”, o en contexto con la letra esas palabras tienen en realidad algún signficado?

Como cualquier etiqueta de género que nace con una determinada cultura urbana, el movimiento Oi! existió mucho antes que el nombre que se utilizó para clasificarlo. A fines de la década del 70, se llamaba Oi! a una especie de subgénero del punk de orígen más estrictamente obrero, tan volátil en su clasificación como todas las culturas de ruptura que vió nacer el fin de esa década. O sea, en el Oi! entraban desde los hijos de la clase trabajadora, hasta los hijos de la clase trabajadora con inclinaciones nacionalistas (skinheads), los hardcore, y así seguimos sumando. Estrictamente Oi!, sin embargo, se consideraron algunas bandas como Cockeny Rejects, Angelic Upstarts y los Cock Sparrer, pero ésa es en realidad otra historia. Todo lo cual me dejaba ante una pregunta aún más difícil de responder que la primera: ¿qué podía tener Dee Dee contra los nacientes Oi! americanos? O mejor dicho, qué postura asumía en la letra de la canción ante lo que llama, no sin odio, “una familia de cretinos”.      

“Hey, aquí está el espejo, mira tu estúpida cara

Es una desgracia y sabes que es verdad

Familia de cretinos…

Todos están contra mí”.

Permalink Leave a Comment

Big Bang

August 8, 2008 at 11:59 pm (MC5) ()

Al parecer la división argentina de Warner Music se puso a tiro con un nuevo compilado de los MC5, la banda quemera de Detroit, ciudad-cuna de la realeza del rock podrido y maldito. El disco en cuestión, titulado no por nada “The Big Bang”, se editó en realidad en el año 2000 y tiene una cualidad saliente: la de ser un gran compilado, en lugar de un compilado “grande”. Potencia vomitiva sobre viejos equipos Marshall fulguran a lo largo de toda el compilado, como una gran llama violeta e incendiaria. Paradójicamente, las canciones tomadas del muy celebrado “Kick out the jams” de 1969 -con el que la crítica y algunos fans gustan de llenarse la boca- son escasas. A cambio, aparecen cuatro canciones inéditas formalmente previas a ese trabajo y ocho del nunca bien valorado “Back in the U.S.A”. Last but not least, hay un enorme y quirúrgico trabajo de re-mezcla y mastering.

Permalink 5 Comments